Sociedad / Edición Impresa
Sociedad / Edición Impresa

exigen casi nueve millones y medio de pesos

Callejeros le reclama una fortuna al Estado

Los músicos de la banda piden ser indemnizados por la muerte de sus familiares pero también por daño moral, lucro cesante y desamparo.

24.08.2009

Fontanet. El cantante de Callejeros reclama 300 mil pesos por la muerte de su novia y por las quemaduras de su propia mamá, Susana.

Absueltos –aunque el fallo no está firme y será apelado–, Los Callejeros cruzan los dedos y van por más. Los ocho integrantes de la banda reclaman al Estado en conjunto una indemnización de casi nueve millones y medio de pesos por daño moral y lucro cesante, entre otras figuras más. A razón de más de un millón por cada músico, se trata de una cifra superior a la que reclaman, incluso, algunos padres de chicos fallecidos, y hay polémica.

Con el fallo del miércoles, los jueces les dieron la razón a los integrantes de la banda, que siempre sostuvieron que eran víctimas y no responsables de la masacre en la que murieron 194 personas, incluidos familiares de ellos. Como se consideraban víctimas, habían presentado una demanda civil contra el Estado nacional y la ciudad de Buenos Aires donde reclaman una indemnización de 9.360.000 pesos. Pero para que tuviera curso, debían ser declarados, primero, inocentes en el proceso penal, lo que finalmente ocurrió.

“La demanda presentada por los integrantes de la banda Callejeros está con suspensión a términos. Es decir, el expediente está inactivo hasta que quede resuelta la situación de los chicos. Porque, si bien fueron absueltos, la sentencia aún no está firme. Hasta entonces, la situación es la misma en cuanto a la demanda civil”, explicó el abogado de los músicos, Martín Gutiérrez, quien además señaló que no habló del tema con sus defendidos después de la sentencia.

La demanda había sido presentada en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 4, en forma independiente al juicio penal. En ella reclaman al Estado por la falta de controles sobre el local y argumentan: daño moral (2.400.000 pesos), daño psicológico (3.600.000), dificultades para volver a las relaciones sociales (1.200.000), daño emergente (30.000) y lucro cesante, es decir por el dinero que dejaron de ganar tras la tragedia (2.130.000).

De acuerdo con la demanda, que, según comentaron a Crítica de la Argentina allegados del grupo, volverían a impulsar una vez que la sentencia quede firme, cada uno de ellos reclama, en promedio, 1.170.000 pesos por daños y perjuicios. Mientras que otros sobrevivientes piden entre 100 mil pesos y 400 mil. Los familiares de los muertos reclaman al Estado entre 300 mil pesos y un millón.

Diego Argañaraz, el mánager de la banda, fue condenado a 18 años de prisión porque el Tribunal consideró que había organizado el recital junto a Chabán y que había participado del pago de coimas a la policía para permitir el ingreso de más personas que las permitidas en la habilitación. Para los jueces, él era quien tomaba las decisiones sobre la banda. Por ejemplo, contratar el sonido y la iluminación, encargarse de la venta de las entradas y contratar a la seguridad. También lo acusaron de alentar el uso de bengalas, “porque era la impronta que le quería dar al grupo Callejeros”. Argañaraz había reclamado 450 mil pesos por daño moral en virtud de la pérdida de su esposa, tres primos y amigos. Además de reclamar otros 450 mil por daño psicológico y 150 mil por el daño de la capacidad de relacionarse socialmente, como pidieron el resto de los Callejeros. Los integrantes de la banda sostuvieron que desde la tragedia tuvieron sensación de miedo, desamparo y hasta culpa por la muerte de sus familiares, que se recluyeron de la vida social y les cuesta vincularse con otros.

En relación al daño moral, el cantante Patricio Fontanet reclamó 300 mil pesos por la muerte de su novia y por las quemaduras de su propia mamá, Susana. El bajista Christian Torrejón, el guitarrista Elio Delgado, el escenógrafo Daniel Cardel y el saxofonista Juan Carbone reclamaron 200 mil pesos por la pérdida de amigos y familiares directos del grupo.

Eduardo Vázquez, el baterista, que perdió a su mamá en la tragedia y también a amigos, demandó por 350 mil pesos. Mientras que el ex guitarrista del grupo, Maximiliano Djerfy, quien perdió amigos y cinco familiares directos, demandó por 450 mil pesos. Pero, por ahora, Callejeros no quiere hablar de plata.

Omar Chabán, recluido y en silencio

Omar Chabán, que no puede ausentarse de su casa, mira películas y lee mientras espera la apelación de sus abogados a su condena de 20 años de prisión. Sólo sale de la casa para ir a cenar a lo de algún amigo. De a poco supera la depresión que le generó la sentencia, dicen sus allegados.
Jueves 29 de octubre
Año VIII | Edición Nº781






Herramientas de Usuario
© 2008 - 2009 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
NetLabs   IAB   Datahost