El país / Edición Impresa
El país / Edición Impresa

costará u$s 500 millones

Un barco de gas inflado

Desde Bahía Blanca, el Excelsior inyectará fluido a la red para abastecer el mayor consumo domiciliario hasta septiembre.

Alejandro Bianchi
05.06.2008

Porte. El Excelsior ya tiene gas licuado para transformar y espera por otro buque que le sumará fluido.

El buque regasificador Excelsior, una de las apuestas del Gobierno para que la crisis energética no se profundice, costará al fisco 500 millones de dólares en sólo tres meses. La cifra incluye el mayor precio del gas licuado que se importa de Trinidad y Tobago, el alquiler de las instalaciones y parte de la obra de conexión. La cifra equivale a que el Gobierno pague la boleta de gas durante un año a los 6,7 millones de hogares del país conectados a la red.

En algo coinciden las autoridades energéticas y los expertos del sector. Este barco que modificará el gas licuado y lo inyectará a los ductos del país desde el puerto de Bahía Blanca es la única solución a mano y rápida para paliar el déficit de oferta de gas estimado en 20 millones de metros cúbicos diarios en los días de más frío.

El Excelsior, traído por cuenta de YPF, tendrá el acompañamiento de otro buque que aportará un gas licuado que costará u$s17 el millón de BTU (unidad de medida de gas).

Las fuentes consultadas aseguran que entre hoy y mañana tal vez ya pueda producirse alguna inyección del gas importado. Se calcula que el barco aportará entre tres y ocho millones de metros cúbicos diarios por un plazo de 100 días, hasta mediados de septiembre. En un principio, se planeó que las empresas que forman parte del polo petroquímico de la región iban a hacerse cargo del mayor costo del gas.

Pero no será así porque a las firmas, que pagan un precio de entre 1,5 y 2 dólares por millón de BTU, no les cierran las cuentas.

La diferencia con el costo de u$s17 de gas licuado correrá por cuenta de Enarsa, según confirmaron en la petrolera estatal, que lo cubrirá con aportes del Tesoro.

La cifra de los 500 millones de dólares fue ratificada por fuentes oficiales y privadas. En el Gobierno minimizan el costo. Dicen que es peor que el corte a la industria se extienda aún más o que se llegue a bajar la llave a los hogares. También argumentan que generar electricidad con combustibles líquidos es más caro.

Lo cierto es que los metros cúbicos que aportará el Excelsior se destinarán en primer lugar a los usuarios residenciales. El sobrante irá para las usinas eléctricas y la industria.

Ante el faltante de fluido que ya se notó la semana pasada, quedó claro que en pleno invierno y con otra seguidilla de bajas temperaturas, la industria no se salvará de cortes ni siquiera con el gas de Trinidad y Tobago.

Los 500 millones de dólares ($1.550 millones) ratifican la estrategia oficial de seguir subsidiando el consumo energético. Estos valores permiten hacer un juego de cálculo hipotético para dimensionar su significancia.

Al dividir la cifra por los $40 de gasto promedio por factura de gas bimestral, resulta que el Estado puede terminar pagando 38 millones de boletas. Esta cantidad dividida por los 6,7 millones de usuarios residenciales del país es casi un año de gas para todos los hogares del país.
Jueves 29 de diciembre
Año VIII | Edición Nº781






Herramientas de Usuario
© 2008 - 2009 Copyright Crítica de la Argentina - Todos los derechos reservados
Registro ISSN: 1851-6378.
Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Maipú 271 - C1084AAN - Ciudad Autónoma de Buenos Aires // Tel. (+5411) 5300-4200
NetLabs   IAB   Datahost